Owl Captain: “Este proyecto me representa al 100%”

Captura de pantalla 2017-02-09 a las 17.58.09

The Insides of being The Owl Captain es el título del primer disco de OWL CAPTAIN, el proyecto de Gonzalo Ruiz, que resurge tras una temporada con otros proyectos. El disco se publicaba el pasado 23 de enero y hoy 9 de febrero se presenta en directo en Mobydick Club de Madrid.

El disco, financiado a través de crowdfunding, ha sido grabado en los estudios Reno (donde también se ha mezclado) y El Invernadero con Ramiro Nieto y Martí Perarnau (Rams & Martí) a la producción. Mientras que para la masterización ha contado con Alan Douches (Sufjan Stevens, Fleetwood Mac) en West West Side Music de Nueva York.

Hace unos días estuve con Gonzalo (OWL CAPTAIN) hablando sobre esta nueva etapa y esto fue lo que me contó:

El título del disco nos puede llevar a pensar que has dado todo de ti aquí y que no has dejado nada por ahí escondido en ningún recoveco…

Bueno, en el disco no ha entrado todo lo que he hecho en los últimos cuatro años. A lo mejor hay como treinta o cuarenta temas e ideas que no se han desarrollado. La referencia a los interiores de Owl Captain es más que no todo es oscuro, como parece al principio sino que también hay muchos colores, texturas, que tienes que bucear un poco más para verlas. Y luego también está el tema de las letras, que son muy personales y tienen un punto más extrapolable. Hablo de mi generación y también de temas más generales.

Cuando llevas a cabo una campaña de crowdfunding, ¿se genera algún tipo de presión por hacer algo que esté a la altura para todos aquellos que han confiado en el proyecto?

La presión fue más antes de lanzar el crowdfunding, es decir: por pedir a la gente que colaborara sin que ellos supieran lo que había. Una vez logrado el objetivo pensé: “Ellos ya han confiado en mi y ahora puedo hacer lo que me dé la gana”. Risas. Entiendo que el que colabora en un crowdfunding, da su confianza al artista. No compongo pensando en la gente que lo vaya a escuchar sino en ir probando cosas nuevas. Si pienso en el público lo hago más, teniendo en cuenta el factor sorpresa: más sorprender que de cubrir expectativas.

Has contado con Rams y Martí como productores, ¿cómo eran las canciones antes de pasar por sus manos y cómo han terminado siendo? ¿Han cambiado mucho?

La verdad es que muchas de las canciones no han sufrido un cambio muy loco, pero sí que me han ayudado mucho a vestirlas. Y otras sí que han cambiado bastante en cuanto a estructuras, por ejemplo. Rams y Martí son dos “personajes” totalmente distintos: por un lado está Ramiro, que es un tío muy aplicado, constante y trabajador, que se “come” la preproducción, te ayuda, mantiene un contacto constante contigo. Y luego está Martí que es… Mozart. Llega con sus pelos locos, ve lo que toca ese día: teclados, gorpetaso, magia… Le dices que quieres meter un teclado de una manera concreta y con dos palabras que le dices, el cabrón lo entiende y dice: Streets of Philadelphia. Y en ese aspecto me han venido muy bien porque cuando compones y haces tú todo, pierdes perspectiva y una opinión fresca y externa, te ayuda a dirigir un poco los temas.

 

unnamed (4)

Has formado y formas parte de varios proyectos aparte de Owl Captain (La Casa del Árbol, Mechanismo, Being Berber) ¿Han influido mucho en lo que es hoy en día Owl Captain?

Sería totalmente diferente. He aprendido qué hacer y qué NO HACER (con mayúsculas). En Mechanismo aprendí mucho a jugar con las voces, las armonías y cómo currar en eso. Hay veces que aunque sepas armonizar, tienes que saber cómo trabajar e interiorizar las voces. En otras bandas he aprendido qué no hacer. Por ejemplo, La Casa del Árbol fue el mayor fiasco. Con esa banda se hizo todo lo que no se debe hacer. De todo se aprende.

Con este nuevo proyecto se nota que valoras mucho la libertad, ¿cómo te organizas en este sentido con la banda?

Si pides que la gente se comprometa, tienes que darles libertad en las decisiones logísticas y artísticas. Es verdad que cuando hago cosas, pido la opinión a mi grupo porque me ayudan mucho. David me ayuda en el diseño gráfico porque el arte lo he hecho yo, pero todo lo que es diseño gráfico ha sido él. Les pido opinión, pero el que toma la decisión al final voy a ser yo porque para eso es mi proyecto en solitario. Ellos me ayudan siempre en todo y yo procuro echarles cuantos menos marrones pueda, pero sí que es verdad que se comen algunos… Este proyecto me representa al 100%.

Cuando hablas de los instrumentos, los llamas “cacharritos”, ¿cuál es ese con el que estás más a gusto?

Realmente son herramientas para tocar la canción. Cuando estoy a gusto es cuando suena bien el conjunto. A lo mejor, lo que es tocando, mi instrumento es la guitarra, pero tampoco soy Eric Clapton. Soy consciente de mis limitaciones y de que no tengo una técnica de hostia, pero es que tampoco la he buscado. A mi lo que me gusta es componer, no practicar, practicar y practicar, que hay que hacerlo chicos, hay que practicar (risas).

Este disco termina con la canción que comienza tu anterior EP (y que también le daba título) ¿Sirve Nights para cerrar un ciclo o algo por el estilo?

Sí que la puse al principio un poco para cerrar el círculo de algún modo, pero también fue porque no encajaba en otro lugar del disco. Al ser la misma grabación del EP, si la metía en medio del disco, el sonido iba a ser diferente (aunque está todo masterizado junto, pero sí que se nota que es una grabación anterior). Creo que a esta canción no se le dio toda la vida que merecía en el EP. La idea era grabar un vídeo, sacarlo como single y creo que es la canción que más conoce la gente. Y como siempre hago lo contrario de lo que la gente espera, saqué el videoclip de Fireworks y esto lo íbamos a hacer después, pero se jodieron los planes y se quedó en el aire.

Como decías antes, te has encargado del arte del disco ¿en qué te has basado o inspirado?

Lo que busco siempre es dar el punto contrario de lo que se espera con la música que oyes. Con el EP se notaba más porque era más oscuro. La música que hago es una malgama muy amplia de estilos, pero no es nada excesivamente oscuro ni agresivo. Con el arte lo que busco es que cuando ves la portada, no te esperes un grupo así.

Al encargarte tú mismo de casi todo, ¿hay algo que no te apeteciera hacer o que te costara más?

Como lo haces pensando en tu proyecto, no hay nada que no te apetezca. Lo haces todo con ilusión y ganas. Lo que más piensas quizá sea: “¿la voy a cagar? ¿le gustará a alguien?…”. Pero es que tampoco te queda otra que hacerlo tú. Y montar los vídeos me ha gustado aunque me ha costado porque llevaba años sin hacerlo y no me acordaba de nada. En cuanto al arte, igual. Llevaba sin dibujar y pintar en serio desde que tenía 14 años y lo haces con ilusión. Sobre el merchan, mi chica tiene una marca que se llama Little UFO, que hacen camisetas, totes con bordados a mano, como la camiseta de Owl Captain.

Cuéntame un poco cuál es la banda que te acompaña en directo, que este jueves 9 de febrero estarás en Mobydick…

David de Trono de Sangre, Marco Niño Burbuja Y Being berber, Hans de Trono de Sangre y Dani de Turistas (dos baterías, bajo, guitarra y guitarra y voz aunque todos tocamos de todo). En directo va a ser muy visual…

 

16300294_1205938212794750_6672448665258745563_o

OWL CAPTAIN

9 febrero

Mobydick Club

Entradas a la venta en Entradium

Deja tu comentario

  • Tranquilo, no lo publicaremos