Jaula de Grillos: Llegó el adiós

A lo largo de estos años he hablado de decenas de grupos. Algunos porque los he visto en directo y me han tocado algo ahí dentro, otros porque alguien me ha pasado su disco, otros porque los he descubierto por casualidad y a veces porque una canción me ha llenado…

Pero algunas veces he hablado de grupos que además de todo eso, han pasado a formar parte de mi vida, de mi día a día, de todo. Y cuando uno de los grupos de tu vida dice “adiós” o se toma un descanso, no puedes evitar sentirte un poquito vacía…

Jaula de Grillos entró en mi cabeza poco antes del 17 de abril de 2007, día en el que publicaron su primer álbum ‘Jaula de Grillos’. Ese 17 de abril recuerdo que vine a Madrid a comprar dos discos por miedo a que tardaran un poco más en llegar a Segovia. Uno de ellos era de esos chicos que había escuchado en la radio con aquel mítico ‘746‘, poco más sabía de ellos…

Desde aquel día, nuestros caminos se juntaron por diversas razones: trabajo, ilusiones, amistad, afinidades musicales… Conciertos en Valladolid, Medina del Campo, Zaragoza, Madrid… Más tarde llegó ‘Polos Opuestos‘, luego ‘Somos más‘… Un montón de ilusiones que eran suyas pero que yo también hice mías como tantos otros que han cantado cada una de sus canciones en sus conciertos. Todos esos momentos, hoy quedarán en bonitos e inolvidables recuerdos.

Los he visto crecer, los he visto disfrutar en directo, yo he disfrutado con ellos y además, me ha aportado mucho en muchos sentidos de mi vida.

Estoy muy agradecida a todo lo que ha significado Jaula en mi vida y por eso, hoy que se despiden,  estoy un poco triste…

Volverá a sonar por última vez en directo eso de “Adiós” y un trocito de nosotros se quedará en la Sala Lemon esta noche. Mucha suerte, chicos. Os quiero.

GRACIAS, JAULA DE GRILLOS 

Deja tu comentario

  • Tranquilo, no lo publicaremos