Mi mejor concierto de 84

Vale que voy a unos 15 conciertos al mes aprox pero realmente hay muy pocos que me llenen completamente en la hora y media o dos horas que duren. No por nada, sino porque quizá un grupo es muy bueno, tiene temones pero le falta transmitir, quizá porque no son tan buenos o quizá solo porque no, sin ninguna razón de peso (que también es muy habitual).

Además ya no suelo hacer crónicas de conciertos, me gusta más hablar de la música antes de que haya un concierto por si alguien lo lee y dice: “hombre, pues voy a pasarme a ver qué tal…” Pero es que hoy tengo que hablar de lo que viví el viernes porque se trata de un grupazo que además sabe transmitir a la perfección la emoción y la ilusión de cada tema. No puedo guardarme dentro todo esto. Fue un concierto que tenía todas las papeletas para ser especial por quiénes eran los que tocaban, por la sala tan mítica, por la gente que me acompañaba y porque es música que me lleva acompañando los últimos años en cada momento de mi vida. Lo bueno es que la palabra “especial” se quedó corta. Reí, lloré, grité, canté, baile… El concierto del viernes es lo más cercano a la plena felicidad que he estado en los últimos meses, con eso lo digo todo.

La noche empezaba con un tipo que llegará muy lejos con unas letras y un sentimiento alucinante, el ya mítico para muchos, Alfredo González… Una pena que tuviera problemas en el camino a Madrid y no pudiera tocar mucho, pero creo que fue lo justo para demostrar que merece un hueco en la música de este país y que poco a poco, pasito a pasito, se lo está haciendo.

Después de Alfredo, llegó el momento de los “creisis”, de quienes aún no he dicho el nombre: Jaime, Mon, Beris, Chema, Maxi y Mauro, mis queridos 84 salieron al escenario empezando con la voz de Jaime en ‘El accidente’, una buena elección para empezar. Además así la canción “no se enfada” por ser de las últimas en el álbum… Siguió la cosa con ‘Tormenta Sideral’, buena dosis de buen rollito pensando en esas tardes de cervecitas por Tribunal… ‘El burdel de las sirenas’ fue la siguiente y yo aún pienso en la primera vez que escuché esa canción, el presentimiento que tuve en aquel momento y hoy no puedo dejar de sonreír al ver que ese presentimiento era real y ha ido mucho más allá… Seguimos con ‘Norte y sur’ y la preciosa voz de Mon (tengo una teoría con la voz de este chico que no se si sabría explicar pero vamos, su voz, bonita es un rato…) y diciendo eso de “que yo quiero comerme el mundo con los impuestos incluidos, sin miedo al día de mañana…”. Me parece la frase perfecta para empezar cada día. Después volvimos otra vez al primer álbum con ‘Te invito’, me flipa el rollazo que tiene esta canción y su “…un colchón viejo nos espera en la parte de atrás para hacerlo suavecito” o su “…yo soy tu filtro, me coges, me fumas despacito…”. Es como decir: “Hola, nos llamamos 84 y nos encanta poner…”. Creo que el sector femenino presente (yo incluida) le dimos unos traguitos de más a la cerveza en esta canción.


Después llegó un poco de caña con ‘27 días’, me desahogué tanto con esta canción… Para ‘Antes de ayer’ requirieron la colaboración de Sarita Iñiguez (Rubia, tan sesentera y linda como siempre) y el gran Josu García. Juntos fueron un puntazo para ese tema, y la voz de ella junto a la de Mon quedaron tremendamente bien, se notaba el feeling entre Rubia y 84. ‘El pasado’ siempre me recuerda a la primera vez que la escuché en Búho Real y con un Jaime capaz de poner la piel de gallina a cualquiera. La canción que más me sorprendió (y avisada estaba) fue sin duda ‘Dama sin precio’ con ese momentazo Wilco para morirse… El público no esperaba ese parón y fue brutal, solo se me ocurre una palabra para describir ese momento: Genialidad… Lo siguiente fue ‘Esperando una señal’ con sus coros tan bonitos. Y llegó el momento de otra colaboración, esta vez alguien a quien no esperaba: Cisco Sala. Me considero muy fan de él, de la época de La Rabia del Milenio, de la época de La Rabia (sin milenio), de su look, de su voz… Y aunque mi canción favorita de La Rabia no era ‘Delgadito’ ni mucho menos, fue genial escuchar a toda la Joy cantándola a capela antes de que la voz de Cisco formara parte de mi canción favorita de este álbum (que además da nombre al mismo): ‘La hierba bajo el asfalto’. También es otra de esas canciones “que ponen” (igual es por eso por lo que me gusta tanto)… Fue uno de mis momentos favoritos de la noche aunque eso ya lo sabía con antelación. Sin embargo, lo que no esperaba para nada era lo que llegó después, los tres “creisis” dejaban el micro a Chema Moreno (bajista de 84 y parte también de Pitovnis, además de ser un excelente profesor de guitarra). Yo pensaba que iba a tocar uno de sus temas (buscadlo por ahí, algo encontraréis de él y tiene muy buena pinta) pero el caso es que no, le echó un par y nos sorprendió con un ‘Born to be wild’ súper bien llevado… Vamos, que el chico del pedal steel (con el que también pudimos verlo en algún momento del concierto) se lo curró y le salió de lujo… Para comprobarlo, aquí os dejo un vídeo… Me encanta :)

Antes del bis eligieron ‘Todos se han cansado’ en la que pidieron al público que grabara para poder hacer un vídeo con las imágenes de todos los asistentes… Reconozco que no es de mis favoritas del álbum, igual es de las que menos me gustan pero siendo objetivos, es una canción con la que creo que todos nos podemos sentir identificados en algún momento de la vida… Y sí, también yo grabé el momento en vídeo (con apariciones estelares de personas como mis Claire y Pipi, Joaquín Guzmán o Bubby Sanchís…)

Al volver al escenario, lo hicieron con ‘Enseña a tus hijos’ que me dejó un poco loca porque me queda mucho, mucho, mucho, mucho que aprender de música (y más después de comprobar la tremenda cultura musical que tienen estos chicos, me hacen sentir pequeñita pequeñita pequeñita… Se nota que es algo que llevan mamando desde que eran bebés prácticamente). En fin, ‘Enseña a tus hijos’, que se trataba de una versión adaptada al castellano por ellos de ‘Teach your children’ de CSN, la cual Mon dedicó a sus padres y a los padres de todos. Yo tenía a mi lado a unos emocionados que cantaban cada canción y hablaban orgullosos de su hijo…



Lo bonito de las canciones es que cada día les puedes encontrar un sentido nuevo… Eso es lo que me ha pasado con ‘
Historias del arte’, desde el viernes es mi canción y un poquito más que eso, me di cuenta cuando me vi llorando ahí en medio, viendo al público cantándola y dándole ese nuevo sentido a la letra. Después era el turno de ‘Fantasía’ del primer álbum, otra preciosidad de canción en la que también lloré (qué le vamos a hacer, estaba yo emocionada y feliz). ‘Esquinas de Madrid’ y su “…en el Búho Real…”. Estoy segura de que si volvieran a hacer esta canción hoy harían un hueco en la letra a La Cocina… ¿o no es cierto? Después de esto llegó el single ‘Sentado en tu arena’, la conexión con el público en esta canción es tan tan tan tan bonita… Yo reconozco que cerré los ojos algunas partes de la canción en las que la composición instrumental no es otra cosa más que mágica. Y se acabó como se tenía que acabar… Con el buen rollo de la canción más divertida de 84: ‘Tribunal’… Reconozco que por mi hubiera seguido con unas canciones más incluida la versión de ‘Bad time” tan bonita que se marcaron el día anterior en Herzio… pero todo tiene un final y el de este cuento fue muy feliz y con una Joy Eslava entregada al 200%. Terminaron anunciando que el 25 de diciembre estarán celebrando la Navidad con todos en Galileo Galilei

Y como es de bien nacidos ser agradecido, quiero agradecer a mi querido Sello Movistar por cómo se lo curra, por los nervios y la ilusión, por creer en la música y hacer que esto merezca la pena… Gonzalo y Sol sois unos grandes y amáis la música, eso se transmite y se nota… :)

Especial ilusión compartir el concierto con gente bonita que la vida me ha ido poniendo en el camino: Joaquín Guzmán, David Guaraná, el amigo Traidor (Vengador), mi Antonio de Spyro, Jesús Guerrero y mis niñas Pipi, Claire, Anitta y Blanca… Y es que un concierto en buena compañía también cuenta…

Y por supuesto gracias a mis 84 por la confianza y por el buen rollo que transmiten arriba y abajo del escenario, por la magia, la emoción, por formar parte de mi vida y lo que es más importante, por formar parte de mi felicidad… El viernes, mientras oía por ahí: “Qué buenos son” yo no paraba de repetir: “Qué feliz soy”. Os quiero, familia… :)

5 minutos en Herzio con 84 from Herzio on Vimeo.

One Response to “Mi mejor concierto de 84”

Deja tu comentario

  • Tranquilo, no lo publicaremos